miércoles, 29 de febrero de 2012

martes, 29 de septiembre de 2009

11 DE AGOSTO DEL 2009 – CRONICA DE UN MAL DIA

11 DE AGOSTO DEL 2009 – CRONICA DE UN MAL DIA


Después de dos semanas de vacaciones pedaleando sin parar por carreteras catalanas, con distancias superiores a 130 km diarios, el lunes 10 de agosto vuelvo a la oficina, con la alegría que nos caracteriza volver al trabajo después de dos semanas sin hacer el huevo. Ese mismo lunes, deportivamente, me lo tomo de descanso y, si no recuerdo mal, fui al gimnasio para realizar estiramientos.
Martes, 11 de agosto y segundo día de trabajo. Empiezo a acomodarme y mis compañer@s me hacen mas llevadero el día gracias al compañerismo que nos une. En mi cabeza solo tenía un pensamiento … coger la bici para entrenar después del trabajo.
Me sentía fuerte, poderoso, mis piernas estaban en tensión como el motor de un F1 segundos antes de dar la salida. Mi corazón, un potente distribuidor de oxígeno hacia los músculos de mis piernas capaces de batir cualquier reto personal. El recorrido de hoy ……. Terrassa – Castellar – el perro – Sant Llorenç – sifón – Coll d’Estenalles – Terrassa ....... lo dibujaba en mi mente para pulverizar el mejor tiempo empleado por mi (¿te acuerdas, Richard?)
Una llamada de Jordi me invita a cambiar el recorrido por la Crta. Rellinars hasta Castellbell i el Vilar, donde nos encontraríamos para volver juntos, dando “zapatazos” hasta Terrassa. Este cambio de recorrido no me suponía ningún problema porque intentaría subir los 10 km hasta l’Obac como si fuera cuesta abajo.
18:30 salgo de la oficina y llego a casa en 15 minutos. Engullo dos plátanos. Para esta ocasión mallot y culote rojo a conjunto. Cojo “la pitufina” por el manillar (bautizada por Sandrita) y pedaleo con cadencia elevada para calentar.
Cerca de la Ctra. Rellinars, entro por el desvío en obras que se accede por la calle Adra. Adelanto a un Señor en bicicleta, le saludo muy educadamente y desciendo hacia el principio de la carretera, a la altura de la hípica, donde empezaría el festival del pedaleo.
A esa misma altura, debido a las modificaciones a causa de las obras del 4º cinturón, me dispongo a coger curva derecha cuando un vehículo negro me lo encuentro de frente, en sentido contrario, trazando la curva como si fuera un circuito de carreras, a gran velocidad y con el coche totalmente descontrolado.
QUE MIEEEEEDO !!!!!!!!! le levanto la mano en señal de protesta cuando, de repente, sin esperarlo y sin saber de donde venía, me encuentro con el frontal de otro coche, de color amarillo, de similar tipo de conducción homicida.

De un sobresalto abro los ojos a causa de la pesadilla que he soñado. Es de día y me encuentro en el exterior ... –“¿qué pasa?” – Me pregunto. – “¿Estoy en el sueño todavía? ¿Es otro sueño?”- Me encuentro desorientado en una situación que no estaba familiarizado.
Un señor que está encima mío me pregunta por m nombre ....
- “¿Qué cojones es esto? ¿Dónde estoy?”
El mismo señor vuelve a insistir con mi nombre y añade que no intente realizar ningún tipo de movimiento.
Cabreado, sin distinguir entre la realidad y el sueño, le replico con voz firme:
- “¡No te digo mi nombre si no me dices que pasa!”
Mis ojos miraban fijamente a ese señor ignorando todo mi alrededor. Unos segundos de silencio y, devolviéndome la fría mirada, me dice:
- “Estás en la carretera Rellinars y acabas de ser atropellado. Soy enfermero y, casualmente, pasaba por aquí cuando te he visto caer. No intentes moverte para nada. Tienes una gran hemorragia en la mano y brazo izquierdo. Desconozco si tienes otras lesiones pero posiblemente tengas fracturas por todo el cuerpo, pero dime como te encuentras”
- “Mi nombre es Joan Manel Cabrera. Tengo 34 años, llevo lentillas y .... ¿estoy vivo?”
El amable caballero se ríe de mi comentario y me confirma que si.

No tenía ningún tipo de dolor, sentía las piernas, movía la cabeza, respiraba profundamente y me encontraba aliviado. No se ... quizás estaba aliviado al comprobar que estaba vivo. Curioso .... empiezo a situarme y voy recordando algo.
Veo al señor que adelanté y saludé, y me pongo contento. Giro la cabeza y dos dotaciones de los Mossos d’Esquadra interrogaban a unos chicos que se les veían muy muy muy nerviosos ... – “¿Serán los causantes del accidente?” pienso pero no pregunto.
Todavía no me lo podía creer que he sufrido dicho accidente. En esos momentos llegaban dos ambulancias y bajan médic@s y enfermer@s. Se acercan dos chicas rubias, desde la unidad móvil, muy guapas .... ostras, ya estoy otra vez si es sueño o realidad .... hablan entre ellas y les siento decir que me introduzcan morfina para aliviar el dolor. ¿Dolor????? Pero si no me dolía nada. Que raro. Un Mosso d’Esquadra se acerca y me realiza una serie de preguntas y, después, les pido que busquen mi documentación, mis llaves de casa y mi teléfono móvil. Por otra parte me intentan meter en la ambulancia y, en ese preciso movimiento, siento un enorme dolor que se extiende a lo largo de mi columna vertebral. Me asusto ... tengo miedo ... pánico ... empezaba a ver ... no, no ... empezaba a sentir la gravedad de la amarga situación.
Las dos chicas de la ambulancia me hablan para calmarme y .... ¡ filtreo con ellas para intentar estar calmado !!!! (ge ge ge, es que no cambiaré!!!). Me hacen un comentario que no recuerdo y nos reimos juntos mientras me introducen en la unidad móvil. Una vez dentro, el Mosso d’Esquadra me pide un teléfono para avisar a un familiar y le pido que, por favor, no lo haga porque prefiero hacerlo yo mismo con la ayuda del médico que estaba conmigo en la ambulancia. Le digo que coja mi teléfono, marque el número que le dicto, mientras escucho las sirenas que se dirigían hacia el hospital.
Me ponen el teléfono en la oreja y escucho a mi madre:

- “¿Diga?”
- “Hola Lola, ¿Qué haces?”
- “Hola hijo. Estoy paseando con Nuca (la perrilla), ¿y tu?”
- “Pues ... bueno ... mira ... estoy bien, pero voy camino al hospital”
- “Vaya, ¿te has caído con la bici?”
- “Estoy muy bien, puedo mover todo el cuerpo, pero un energúmeno homicida me ha atropellado. Tranquila que estoy bien pero vente para urgencias”
- “Hijo, se que es grave pero me tranquiliza escucharte. Ahora mismo voy”

El camino al hospital se me hace muy corto. No tengo dolor, estoy relajado y sin tensión, aunque por mi cabeza pasa los otros dos accidentes graves sufridos años atrás: el primero cuando iba con la mountain bike, cerca del Sanatori, y salía a toda velocidad de un camino cuando un cable de gran diámetro, atado entre dos pilares y sin señalizar, me engancha por el cuello quemándome parte del cuello y rostro. El otro fue el 25 de diciembre del 2003 cuando subía con mi Renault Clio, por la C-17 dirección Vic-Manlleu, y me salí de la carretera dando varias vueltas de campana. Con el actual accidente, la vida me está dando una tercera oportunidad de seguir viviendo y, quizás, puede ser la última.

Entro en urgencias, acompañado de los médicos que me han asistido y vuelvo a ver a las dos chicas de antes ... (ge ge ge, son unas buenas analgésicas, pienso) ... me dejan en un box y al momento veo a mi madre con los ojos llorosos y las manos temblorosas. Me pregunta que como me encuentro y la tranquilizo con mi humor y mi estado anímico positivo que me caracteriza (ejem ejem ...) aunque por mi cabeza pasaban ciertos pensamientos que me horrorizaban.
Se presenta un doctor, evalúa las heridas y me envía para rayos X. Me hacen 25000 fotos y me llenan el cuerpo de radiación.
En el box otra vez, entra un enfermero con una aguja e hilo de pescar .... coño, el costurero!!!!! La mano izquierda la tengo completamente abierta y me ponen muchos puntos de sutura, aproximadamente unos 20 – 25 entre la mano y un par de ellos en el brazo. Me realizan curas desinfectando las múltiples heridas provocadas por el roce con el asfalto, mientras una botella de suero cuelga encima mío enganchada en mi mano. Son las 12 de la noche y no pienso en nada.

Jordi, el compañero que me esperaba estaba, también, en urgencias. Por latarde, Jordi me estaba en Castellbell i el Vilar y decidió subir para Rellinars esperando encontrarme en mitad del camino. Siguió ascendiendo hasta Els Caus y, al no interceptarme pensó que no había podido salir a entrenar y cogió rumbo a Terrassa. A su llegada se encuentra con un accidente y los Mossos d’Esquadra lo paran informándole de un atropello. Cuando las ambulancias se van del lugar del siniestro, le dan paso y, al pasar justo donde ocurrió vio mi bicicleta completamente destrozada.
- “¿Qué le ha pasado? ¿dónde se lo llevan?”
Le informan que no ha sido nada y que me llevaban para el hospital.

Son las 1 de la noche. Urgencias está muy tranquila. Jordi ya ha marchado para su casa y mi madre está conmigo. Tumbado en la camilla, con una bata blanca y mi cuerpo lleno de restos de sangre por las heridas y pensando en que pasará a partir de ahora. No siento dolor y me voy mirando la mano ... parecía una cremallera.
Estoy mirando al techo intentando encontrar respuestas algunas. Suena mi teléfono avisando que ha entrado un SMS. Cojo el móvil con la mano derecha y lo leo ... ¡ que bien !!!! es una chica muy guapa que deseaba hablar con ella. Justo la conocí semanas antes en la clínica Corachán, la cual tuve que asistir. Siempre habíamos contactado mediante emails y deseaba mucho que el contacto fuera telefónico, pero ... jope, ha tenido que ser hoy precisamente !!!!!! ¿Porqué hoy?. Le contesto conforme que le llamaré próximamente porque me ha pillado “un tanto ocupado”. Me ha puesto muy contento y me ha subido el ánimo, que lo tenía un poco bajo a causa de la ignorancia de mi estado.
En ese momento entra un doctor, con el informe médico y el alta. Me comenta que he tenido una suerte increíble y solo tengo heridas. Me puedo ir para casa .... ¿comooooooooooooo???? ¡No entiendo nada!!! ¿Cómo es posible?
Me incorporan en la camilla cuando, en el momento de sentarme, siento una gran presión en la columna vertebral y un frío paralizador que recorre todo el sistema nervioso de mi cuerpo. En ese instante me encuentro fatal, me falta la respiración, sudo mucho ... horrible, escalofriante ... nunca he sufrido dichas sensaciones y sentía como si la muerte estuviera cerca .. notaba que me iba, hasta que me desplomé. Avisan al doctor y se justifica conforme que son síntomas del golpe y que descanse toda la noche pero que las radiografías no mostraban ninguna incidencia. Bueno, ellos son los facultativos, así que le haremos caso.
Toda la noche despierto y, siempre, acompañado por mi madre. A las 7 de la mañana entra un enfermero preguntando como me encontraba y me anima a volverme a incorporar. Me acercan una silla de ruedas e intentan ponerme de pié otra vez y el horrible calvario de hace 6 horas ... presión, frío, sudor y esa angustiosa sensación de que “me voy ... me voy”. Rápidamente llaman a otra doctora que empezaba su turno.
La doctora entra al box. Me fijo en ella con desconfianza. Es una chica de mi edad aproximadamente, rubia, pelo largo y ojos claros, delgada, muy mona pero seria y fría como el hielo. Realiza pruebas de sensibilidad y reflejos, y parece que está bien la cosa. Tumbado en la camilla me pone de lado y empieza a tocarme las vértebras una por una hasta que, pasada la mitad de la espalda, se le oye una exclamación que dice: - “esto no me gusta nada”.
Vuelve a repetir el examen vertebral y se vuelve a parar en el mismo sitio, entonces me vuelven a enviar para RX. Son las 9 de la mañana cuando entro otra vez a fotografiarme el cuerpo.
Aproximadamente sobre las 12 del mediodía me confirman que tendré que permanecer unos días ingresado en observación por politraumatismos vertebral y segundo metacarpiano izquierdo destrozado. Este diagnóstico si que es el digno de un atropello y, en ese instante, me pregunto ... – “¿Qué fué lo que vio el imbécil del doctor de anoche???” es increíble.

Pasada la media tarde me subían a la planta 9 y, desde la cama puedo observar Collserola. Me quedo dormido de seguida por el cansancio acumulado.
Al día siguiente me visita el traumatólogo que me corresponde y me informa de los traumatismos vertebrales. Me comenta que tendré que permanecer una semana en observación, completamente tumbado boca arriba, evitando cualquier movimiento por muy pequeño que sea para vigilar que no se produzca ninguna hemorragia interna a causa de la fractura y, la siguiente semana, me volverán a realizar mas RX y un TAC, pero cuando mi cuerpo esté mas desinflado.

Pasan los día muy aburridos y con mucha paciencia. De repente me encuentro muy desanimado porque al ser una persona llena de actividades diarias a estar inmovilizado en cama pues ... en fin ... se pasa horriblemente mal. Cada noche hablaba por teléfono con mi amiga, la de la Corachán, y me animaba con tan solo escuchar sus palabras. También me animaban las visitas diarias .... jooooooooo .... cuanta gente a mi alrededor .... y yo sin saberlo .... cuanto os quiero ¡!!!!!!!!!!!!!!!!!! ...
Pasada una semana, me realizan el TAC donde se confirma la difícil fractura de la vértebra D12, a un milímetro escaso de la médula pero fuera de peligro, con afectación del 45%; fractura del 12º arco costal izquierdo; fractura de apófisis transversal 11º cuerpo vertebral izquierdo y fractura del 2º metacarpiano izquierdo con poco desplazamiento.

Antes de finalizar la segunda semana ingresado, vienen los ortopedas para fabricarme un corsé a medida que tendré que llevar durante tres meses. Me lo tienen que hacer expresamente para mi porque el diámetro de mi cuerpo no es una “medida Standard de hombres” ... vaaaaaya, ya se están metiendo con mi cinturilla. Una vez fabricado a medida, al día siguiente me lo colocan y me intentan poner de pié. Mis piernas a penas podían aguantar mi peso y no podía soltarme del brazo de mi madre. Intentaba caminar y mis piernas no respondían ... lo paso mal porqué me encuentro en dificultades y no sé que está pasando. Silvia, la enfermera, me dice que me siente y lo intente en breve. Vuelvo a intentarlo y .... parece ser que si !!!!! Mis piernas obedecen las órdenes enviadas por el celebro. Hoy a sido una tarde muy dura pero me voy a dormir contento. Al día siguiente, siempre con ayuda, empiezo a caminar hasta el lavabo. No me lo puedo creer ... estoy haciendo pis de pié ... ¡¡¡¡ a quemar la cuña y la botella !!!!!!. Al siguiente, me quitan los puntos de la mano y otra vez, en compañía, a caminar un paseo por el pasillo y salgo a la calle a tomar el aire;
- “ coño ... que calor que hace .... yo me quedo aquí una semana mas ...”
pero no. Por mucha calor que hiciera, al día siguiente ya tenia el alta.

Hoy, 29 de septiembre del 2009, evoluciono mas rápido de lo pensado. Ya me han quitado la férula del brazo y me queda poco para que me quite el corsé. Ya puedo caminar auténticas maratones y, sin la férula, hasta coger el coche no me supondrá ningún problema. Esta semana empiezo la rehabilitación de las dos manos y de la parte muscular del isquiotibial izquierdo. En cuestión de 3 o 4 semanas mas, las rehabilitaciones de la espalda y, en breve, a volver a dar guerra otra vez.

Esta crónica son la realidad del suceso ocurrido el 11 de agosto y me gustaría compartirlo con todos vosotros para celebrar que todavía me queda mucha vida por disfrutar, con una especial dedicatoria:

Las visitas del Presi y Sra., Gorina y Sra., Rabasa y Sra., Rocio y Sr. ... ummmm, creo que aquí me he colado .... Nico y MJ ... todos ellos en representación del C.C. EL DIARI ... Muchas gracias a todos ... echo de menos “comeros el coco” en las subidas mas duras.
Pere Alvarez, Ramón y Diego Jurado, con su hijo, en representación de SDMO ... Os echo de menos ... ya mismo tendré carrete nuevo para “la caña”.
También Harry con sus hijas, Richard y Susana, Miguel Angel, Jordi, Mariano Turmo (colega btt), Tere, Manel, Ana, Maikel, Ivan y novia ... también os quiero a todos.
Mi amiga (la de la corachán) que, aunque no pudo venir, siempre la tenía al otro lado del teléfono ... un besazo para ti.
A Xavi Novell que, aunque no lo conocí, lo considero como un colega de afición que comparte el mismo amor que el mío, el amor por los pedales. Descansa en paz, colega.
Mi hermanita que tendrá, por parte del tío de su futuro hij@, el mejor regalo del mundo.
Y a toda mi familia (padres, tíos, primos)que me han estado apoyando en todo momento.

MUCHAS GRACIAS A TODOS. OS QUIERO !!!!!!!